W. Calvo Garra, 6   1ºG

Lalín, Pontevedra  36500

clinicadcontreras@gmail.com

 

Tel: 986781954

Lunes:   10:00 - 14:00

              16:30 - 20:00

Martes:   10:00 - 14:00

                16:30 - 20:00

Miércoles: Cerrado

Jueves:   10:00 - 14:00

                16:30 - 20:00

 

Viernes:  10:00 - 14:00

                16:00 - 20:00

Sábado: Cerrado

Domingo: Cerrado

  • Black Facebook Icon
  • Black Google+ Icon

¿Cómo afecta el embarazo a nuestros dientes?

Lo más evidente es que una boca sana no tendrá problemas difíciles de resolver durante el embarazo mientras que una boca enferma sí que se enfrentará a desafíos de difícil solución. Por lo que el consejo más evidente es tener la boca lo más sana posible antes del embarazo. 

Las mujeres que padezcan esas náuseas tan frecuentes en los primeros meses de la gestación deberán solicitar el consejo del dentista en materia de colutorios y dentífricos que la ayuden a compensar la desmineralización asociada.

 

Hay embarazadas que acostumbran a comer con mucha más frecuencia que las tres o cuatro ingestas habituales, intercalando alimentos como galletas o caramelos, y es preciso aconsejar que sustituyan los alimentos ricos en hidratos de carbono o azúcares refinados por frutas u otros más adecuados.

Otro problema frecuente es el sangrado de las encías. Se debe a los cambios hormonales que tienen lugar y no debe preocuparnos porque cesarán una vez acabado el proceso. Algunas mujeres temen cepillarse asustadas por el sangrado con lo que descuidan su higiene empeorando el cuadro. Hay que cepillarse con la misma intensidad que siempre aunque pueda necesitar un colutorio específico. 

Es sabido que la enfermedad periodontal no tratada puede aumentar el riesgo de parto prematuro y neonatos de bajo peso por lo que no debería quedarse embarazada sin tratar previamente estas enfermedades.